domingo, 30 de diciembre de 2012

El TSJCV reconoce la jubilación anticipada y contributiva a un trabajador afectado por secuelas de polio


La sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha reconocido la jubilación anticipada y contributiva a un hombre, que trabajaba de electricista, y estaba afectado de secuelas de polio y presentaba síndrome postpolio, según consta en la resolución facilitada por Cocemfe CV.
De esta forma, el tribunal valenciano ha estimado en parte el recurso de súplica interpuesto contra la sentencia dictada por el juzgado de lo Social número 5, y ha declarado el derecho del trabajador a percibir la pensión de jubilación anticipada sobre una base reguladora de 1.843,16 euros y con efectos del 1 de enero de 2011.
El hombre, vecino de Valencia, sufrió una poliomielitis con afectación del miembro inferior derecho cuando tenía un año. En el año 1994 le fue reconocido un grado de minusvalía del 45 por ciento con un grado de discapacidad del 42 por ciento; en 2007 el grado de minusvalía se fijó en el 54 por ciento, y el de discapacidad en el 53 por ciento; en 2011 se le reconoció una discapacidad del 65 por ciento, y en ese mismo año el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) le reconoció una incapacidad permanente total para su profesión por secuelas de polio con amiotrofia en miembro inferior derecho.
La Ley General de la Seguridad Social establece –tal y como indica la sentencia– que la edad mínima de jubilación de 65 años podrá ser reducida en el caso de personas con discapacidad en un grado igual o superior al 45 por ciento, siempre que se trate de discapacidades reglamentariamente determinadas en las que concurran evidencias que determinan de forma generalizada y apreciable una reducción de la esperanza de vida de esas personas.
El afectado ha podido acreditar un tiempo de trabajo efectivo de casi 40 años, y en febrero de 2009 la Organización Mundial de la Salud incluyó el síndrome post-polio en la clasificación de enfermedades.
Por estos motivos, el tribunal entiende que el trabajador tiene derecho a la jubilación anticipada. Asimismo, considera que el hecho de que no sea hasta el año 2006 cuando los certificados médicos del demandante comiencen a mencionar el síndrome post-polio, “no puede ser obstáculo para el acceso a la prestación solicitada”.
Cocemfe CV ha aplaudido esta sentencia “pionera”. En este caso, han sido esta entidad y el CERMI CV, a través de sus servicios de asesoramiento jurídico, quienes han orientado a la persona afectada sobre la base legal para recurrir el primer fallo desfavorable, con la colaboración de la abogada especializada en temas de discapacidad, Mónica Aguado.
Carlos Laguna, presidente de Cocemfe CV, ha manifestado: “se trata de una de las primeras sentencias, si no la primera en la Comunitat, que reconoce acreditada por otros medios la polio o el padecimiento del síndrome, aunque el Certificado de Discapacidad no refleje el mismo o las secuelas de esta enfermedad”. “Hay que aplaudir que esta sentencia recoge el espíritu de la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad y abre, de este modo, una vía jurisprudencial muy esperada por los afectados de polio”, ha destacado.

Hoy me hice una fotoradiografia


¿Buen acceso eh? Pero de estupidez


Mal uso de la "Rampa para sillas"


miércoles, 26 de diciembre de 2012

Cervantes, 9 - Santurce

Cerrado en enero 2016
El dueño ha abierto en Febrero de 2016 el local, tambien Inaccesible, de Máximo Gracía Garrido, 14

Establecimiento en obras, ahora casi a nivel de calle ¡Esperemos no le crezca un escalon!


¿Cual sera ahora la excusa?


Esta claro que tengo que pedir permiso para andar por mi pueblo


jueves, 20 de diciembre de 2012

Incoherencia recalcitrante



Para hacer bien un trabajo lo principal, y por lo menos básico, es un poco de coherencia, no se puede vender un crecepelo siendo una persona calva, simplemente no da credibilidad. ¿Por qué digo esto? En la accesibilidad hay muchas personas que se arrogan el derecho a aconsejar sin tener el mas mínimo conocimiento y ni tan siquiera la sensibilidad para dedicarse a esa tarea, es mas, no escuchan a los que saben un poquito mas o personas afectadas a las que tachan de entremeterse.



Este comercio en cuestión se dedica a vender productos para personas minusvalidas y mayores (Son palabras suyas que podéis ver en sus carteles de presentación) ya con esto os podéis imaginar la profesionalidad y actualización de sus adjetivos, y que por supuesto la enorme confianza que da, eso y el enorme escalón de la puerta de entrada, así mismo el escaparate a una altura no apta para personas de estatura media y mucho menos para otras en silla de ruedas. Pero como todo el mundo tiene el derecho a rectificar le daremos la oportunidad para corregir. Desde la asociación de Personas con discapacidad de Santurce  (ADISA) le hacemos llegar un e-mail notificando lo que a nuestro parecer creemos un despropósito y del cual no obtenemos respuesta.







El caso que al de bastante tiempo acomete una obra, por la cual debería atenerse y estar  obligado a cumplir la ley de accesibilidad, puesto que actúa sobre elementos de fachada.
Elimina la altura del escaparate, quedando este a cota, mas o menos, cero con respecto a la acera, momento que podría aprovechar y dejarlo accesible, ¡pero no!, lo acristala totalmente y finaliza la obra dejándolo igual de inaccesible que al principio. No entiendo la testarudez por parte del propietario volviendo a reincidir en el mismo error y la permisividad por parte de las autoridades al concederle el permiso sin adoptar las medidas correctoras tal y como marca la ley.

¿Esto es profesionalidad? 






El escalón sigue a la entrada y al mismo tiempo reza una leyenda “Adaptamos baños y pisos, discapacitados y mayores, albañilería y fontanería”