martes, 30 de junio de 2015

No se nos ve, pero existimos (o eso creo)

-Dentro del mundo de la diversidad funcional nos encontramos también esas personitas del limbo de la discapacidad no reconocida, o lo que comúnmente se llama el certificado de discapacidad. Este colectivo suele quedar en una situación de desprotección social. 

-Algunas asociaciones y activistas ya están luchando por obtener el certificado de manera automática con el diagnóstico de cualquier enfermedad neurodegenerativa. Es el caso de Neuroalianza.
Cuando le pedí a mi neuróloga un informe médico para solicitar el certificado de discapacidad por el tema laboral me preguntó:

-¿Para no tener que trabajar?

-No. Para poder trabajar.

Se quedó ojiplática, y le expliqué que era una manera de no sentirme tan excluida del mundo laboral, es decir, de tener alguna oportunidad de encontrar trabajo dada mi situación. Después, ella me dijo que yo debería tener por Ley ese 33%, pero le dije que no era así, que tenía que pasar un Tribunal Médico, llevar informes... y que, por lo que tenía entendido, si te veían caminar sin dificultad aparente te lo denegaban directamente. Ella me dijo que me redactaría un informe y ahí quedó la cosa.

En esos momentos e staba empezando con todo esto de la enfermedad neurológica y me vine abajo. Veía en el certificado la única salida a mi situación. Después hubo voces contrarias a que lo pidiera porque también hay algunas empresas que se aprovechan de las personas con este papel mientras reciben ayudas del Estado. Pero de esto ya hablaré en otro capítulo. 

La esclerosis múltiple es la primera causa de discapacidad entre los jóvenes, por lo que intuyo que somos bastantes. ¿No salimos rentables al Gobierno?, vaya preguntas haces, Anita...

Por desidia y h artazgo di carpetazo al asunto y seguí con mi vida como pude o supe. No puedo quejarme porque tengo la suerte de contar con los apoyos necesarios para “malvivir” como tantos otros, pero pensé en los que no los tendrían. Más adelante seguiría reivindicando la causa, cuando me viera con fuerza.

Pasó el tiempo y hace unos días me llegó una petición de firmas en la que se solicitab a el ansiado 33% en casos como el mío . Se reabrieron mis causas perdidas y recobré la esperanza para seguir reivindicando

Y es que dentro del mundo de la diversidad funcional nos encontramos también esas personitas del limbo de la discapacidad no reconocida. Es decir, la que no nos ponen en un papelito que tenemos un 33% de discapacidad, y que por tanto, nos dejan fuera de la protección social. Algunos pensarán que queremos una paguita, porque por fuera se nos ve “tan bien”... La cosa es ¿tan horrible es pedir lo que nos debería pertenecer por derecho?, por ejemplo ¿un trabajo ajustado a nuestras necesidades? Sí, creo que estoy pidiendo demasiado. Lo siento, no volverá a ocurrir.

Reconozco que hubo un momento en el que encolericé. Pensé que jamás encontraría trabajo. Ni siquiera uno de esos trabajos precarios. No aguantaría en pie tantas horas y temía que me despidieran si tenía que ir al médico -algo habitual en mi vida-. Me consta que hay mucha gente en esta situación, desamparada, viviendo en casa de sus padres, sin tener posibilidad de rozar la independencia y el empoderamiento que cualquier persona debe tener para llevar una vida digna. 

Sin embargo, no todo va a ser gris. M e alegra saber que existen grupos como Neuroalianza reivindicando los derechos de nuestro colectivo. E l 23 de junio comparecieron en el Congreso e insistieron en la necesidad de conceder el  certificado de discapacidad de manera automática con el diagnóstico de cualquier enfermedad neurodegenerativa. Al parecer, n inguno de los grupos parlamentarios puso pegas . Además, según comentan desde la organización, la concesión no supondría un gasto significativo, al contrario, integraría a personas al mercado laboral y a la larga reduciría costes . Aunque la voluntad política parece dar a entender que se impulsaría, lo cierto es que en 2011 ya aprobaron por unanimidad una Proposición No de Ley relativa a este tema, sin consecuencias legislativa s a día de hoy. Si existe la voluntad política y no suponemos gran coste, pero no se mueve un dedo al respecto no quiero pensar mal, pero...

Josune Méndez (Directora de la Neuroalianza) , una de las portavoces de la comparecencia comenta que “ l as personas con este tipo de enfermedades no responden al patrón de otras discapacidades”. Así, explica “ se producen situaciones de total desamparo porque no se alcanza un grado de discapacidad mínimo reconocido. El sistema de valoración no es adecuado para medir la realidad de su discapacidad”.

Josune alerta que el reconocimiento de discapacidad se suele producir demasiado tarde , cuando la persona ha alcanzado un grave deterioro físico. Además, “ la evolución de la enfermedad no es uniforme , y en algún caso, su empeoramiento se produce de manera súbita”. P arece entonces que la atención de la administración no es todo lo ágil que debiera ser y frecuentemente va por detrás de nuestras necesidades.

Según aseguran desde e sta alianza este tipo de enfermedades termina tarde o temprano en una situación de discapacidad y probablemente en una situación de dependencia. ¿Por qué el 33%? Según cuentan desde Neuroalianza -y coincido- contribuiría a “mejorar el acceso a recursos, servicios o prestaciones, y evitaría que se generen posibles situaciones de desprotección como las que se están generando en la actualidad. Se compensaría así la especificidad en cuanto a la variabilidad de los cursos de estas enfermedades .”

Parece que los diputados dijeron SÍ a todo, pero parece también que aún no entramos dentro de sus prioridades a corto plazo , por lo que tendremos que seguir insistiendo. Así que desde aquí mi petición: Señores y señoras ministros, tomen nota, quizá no se nos vea , pero existimos ( o eso creo). 

http://www.eldiario.es/retrones/ve-existimos-creo_6_403919624.html

La heroicidad de lo cotidiano

Es tan absurdo que cuesta trabajo creerlo. Y es que algunas personas nos tienen que dar permiso hasta para realizar tareas básicas por las que el resto de la población no tiene que rendir cuentas. Algunas veces he dicho que dar las gracias era gratis y por tanto había que ser generoso en darlas. Incluso respirar resulta realmente barato, pero supongo que por poco tiempo, al menos para nosotros.

Las personas discriminadas por nuestro funcionamiento no sólo tenemos que pedir permiso para llevar una vida lo más independiente posible. Parece que hasta para lo más cotidiano tenemos que desplazarnos largas distancias, tasar la actividad, negociar su viabilidad, estudiar su rentabilidad y productividad positiva para la sociedad, y en el caso de que todo fluya a nuestro favor, mostrar nuestro agradecimiento de una forma desmedida por poder ejercer nuestro derecho a la vida independiente. ¿Que vivimos siempre bajo el yugo de la permanente presunción de culpabilidad? Pues claro, no habrá nadie tan zopenco como para pensar lo contrario.

Ejercer ese derecho a la vida independiente no implica participar en grandes gestas cada dos minutos, ni subir las montañas más altas del mundo, ni formar parte del concurso televisivo más estrambótico que se pueda uno imaginar. No, llevar a cabo una vida independiente es algo mucho más sencillo. Incluye actividades tan aparentemente estrafalarias como levantarse de la cama, asearse, ir a un buen restaurante, acudir al cine sin problema, etc. Como pueden ver si así lo desean, si hay alguna posible heroicidad, ésta consiste en conseguir situarse en el mismo punto de salida que el resto, nada más. La vida independiente reposa sobre tres pilares inseparables como mínimo: las consabidas asistencia personal, eliminación de barreras y educación inclusiva.

Se habla con demasiada frecuencia de actos de heroicidad cotidiana refiriéndose a eventos como coger el autobús, entrar en la bañera, ir a un museo si es que así apetece. De lo contrario y para nuestra desgracia y oprobio todavía podemos afirmar que vivimos en una etapa en la que la base de la pirámide poblacional la copamos una serie de parias de lo cotidiano cada día más numerosa.

Yo no considero heroico ir a la escuela ordinaria con los apoyos necesarios, pero hay quien piensa lo contrario y no voy a cambiar la mentalidad de esa persona por mucho que se lo diga. Lo que considero cercano a lo “heroico”, visto lo visto, es lograr que dichos apoyos lleguen al aula, la accesibilidad del centro, la formación adecuada del profesorado, las posibles alianzas que vinculan a todo el entramado educativo: maestros, familias, autoridades, alumnos.

Si se extiende la heroicidad escolar de la que hablo a toda la vida de un individuo (con la asistencia personal y la existencia de un entorno amable) podremos hablar de que hemos conseguido una sociedad un poco más justa e inclusiva. Entre tanto, seguiremos mareando la perdiz durante mucho tiempo. Existe, por lo tanto, una inmensa labor que falta por realizar de visibilización de los problemas, sensibilización de la sociedad en su conjunto, y concienciación de la clase política de que no existe ninguna oposición entre “nosotros” y “ellos”.

Autor: César Giménez Sánchez

 http://www.derechoshumanosya.org/node/1313

Horario DISCRIMINATORIO Un Bus adaptado cada cuatro Horas


¡Que ironía!


Reciclaje de protesis: Antena de coche


domingo, 28 de junio de 2015

Blitab crea la primer tablet en Braille para invidentes

La tablet cuenta con una pantalla táctil con relieve modificable que permite la lectura en Braille.

 Autodenominada como un "iPad para invidentes", es así como la firma Blitab identifica a su nueva creación, una tablet con interfaz táctil en idioma Braille; la primera que, en teoría, podría romper esa barrera técnica y monetaria que suponen los costos de producción para crear un dispositivo capaz de cambiar de forma de acuerdo a la información que reciba.

Todo gracias a su  pantalla líquida, capaz de modificar su superficie por medio de una serie de "burbujas" que permiten conformar textos en Braille de fácil lectura para quienes no cuenten con el sentido de la vista y dominen este idioma.

De acuerdo con un reporte de IBTimes el primer prototipo de la tablet Blitab acaba de ser presentado este 26 de junio en el marco de las conferencias de Hello Tomorrow realizadas en París, dándonos un vistazo sobre el futuro de esta industria, en donde se llegará a niveles insospechados.


Producto de una start-up austriaca, Blitab se centra en aspectos únicos que la distinguirán de los demás competidores de la industria. Ya que su dispositivo no se enfoca en especificaciones técnicas, lujos o elementos estéticos para su dispositivo. Por la naturaleza misma de su propuesta esta tablet cuenta con una serie de botones físicos, tanto para navegación como para configuración, siendo su elemento más distintivo su pantalla táctil con relieve, la cuál utiliza una tecnología inspirada en las LED de tinta electrónica.

Aunque la realidad es que la compañía no ha dado muchos detalles reales sobre la tecnología que hace posible estas "burbujas" sensibles, ni nada más allá de su capacidad para conectarse mediante puertos USB y lectores de tarjetas de memoria

De todas formas, esta tablet de Bitlab representa un aporte relevante para el sector.
video
 https://www.fayerwayer.com/2015/06/blitab-crea-la-primer-tablet-en-braille-para-invidentes/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:%20fayerwayer%20%28FayerWayer%29

¡Menos mal que ya estas en el Hospital!


Se dispara la venta de Bastones para Invidentes


Niño meme ayudando a su padre


sábado, 27 de junio de 2015

Cómo hablar a los niños sobre la discapacidad

Muchos padres queremos que nuestros hijos vivan en un mundo donde la integración sea una realidad, por eso una buena forma de comenzar esta tarea es hablar a los más pequeños sobre la discapacidad de forma clara y sencilla.

Los padres como modelo para hablar a los niños sobre la discapacidad

Lo fundamental para que el niño acepte a las personas con discapacidad tal como son, es la actitud de los padres. Para nuestros hijos nosotros somos su modelo de conducta, así que si  nos relacionamos con total normalidad ante las personas que presentan algún tipo de discapacidad,  los niños tendrán eso como la referencia adecuada.

Esto significa mandar mensajes claros de aceptación tanto verbal como no verbalmente cuando vemos o nos relacionamos con alguien con discapacidad. Si verbalmente señalamos que todo está bien, pero desviamos la mirada o evitamos hablar mandaremos un mensaje al niño de que algo no está bien, de ahí la importancia de nuestra actitud.

Los términos que utilizamos al hablar de la discapacidad también son importantes. Hay que intentar evitar palabras en desuso y peyorativas o referirse a los niños sin discapacidad como niños normales, ya que eso implica que los otros no lo son.

Transmitir al niño algunos conceptos claros

Es bueno transmitir al niño algunas ideas claras sobre el mundo en que vivimos, como que:
  • Todas las personas somos distintas pero tenemos muchas cosas en común: sentimientos, ilusiones, metas,…
  • Las diferencias no son malas, si no que nos enriquecen y nos complementan.
  • Que a algunos niños les cueste más aprender o tengan dificultades para moverse, relacionarse, ver, oír, etc. no significa que no disfruten con las mismas cosas que los demás como jugar, tener amigos o sentirse queridos.

El respeto a los demás como parte fundamental

La aceptación real de la discapacidad pasa por el respeto hacia la diversidad. El niño no debe sentir lástima por la persona con discapacidad, sino respeto aprendiendo a valorar no los sólo los logros de las personas si no el esfuerzo por conseguir las cosas y el valor que eso representa.
Habría que explicarles que los niños con discapacidad necesitan algunas adaptaciones para conseguir ciertas cosas y que por otro lado, pueden ser únicos o poseer otras habilidades que otros niños no tienen. Cada persona tiene unas habilidades y preferencias diferentes.

Resolver siempre sus dudas

Es bueno responder de forma sencilla y clara a las preguntas sobre la discapacidad que tienen los niños pero de una manera tranquilizadora. Si el niño, por ejemplo, pregunta que por qué ese chico usa silla de ruedas, responderle de una forma simple que es porque no puede caminar pero si muestra preocupación explicarle que eso no le impide ser feliz, que también juega, se divierte,…
Algunos niños creen que la discapacidad es contagiosa, hay que aclararles con palabras adecuadas a su edad que esto no es así.
La curiosidad de los niños es positiva y no se debe cohibir, diciendo cosas como “no mires fijamente”, ya que el pequeño pensará que lo que tiene esa persona es algo de lo que avergonzarse. Así que lo mejor es responder a sus preguntas claramente y de forma directa cuando nos las formulan.

Aprovechar recursos lúdicos y educativos para explicar la discapacidad

Existen en la actualidad multitud de recursos que explican a los niños las distintas discapacidades desde dibujos animados, cuentos, actividades, etc.
Por ejemplo la Fundación Adecco ha realizado “Diferentes”  un libro de actividades para niños de 4 a 8 años, donde de forma lúdica se trata el tema de la diversidad.
O la Fundación Once tiene distintos cuentos on-line explicando distintas discapacidades.
Muchos capítulos de la serie de dibujos animados de Caillou, hablan de la discapacidad siempre con un mensaje muy positivo. Como el de “Un perro muy especial” (habla de la personas con ceguera),  “Caillou un nadador muy bueno”  (de la discapacidad física) o “Seguidme” (de las personas con autismo).
Estos y otros recursos además de las situaciones que nos iremos encontrando en nuestra vida cotidiana irán ayudando al niño a comprender la diversidad de su entorno y a respetarla.

 http://www.cometelasopa.com/como-hablar-a-los-ninos-sobre-la-discapacidad/

Estaciona en una zona de minusválidos y un grupo de jóvenes le da una lección que no olvidará


Hay personas que olvidan vivir en comunidad, bien por despiste o por auténtico egoísmo. Algunas intentan colarse en la cola del supermercado, otras no limpian los excrementos de sus mascotas y ciertos individuos olvidancómo estacionar y las señales de tráfico.

Afortunadamente el tiempo pone a cada uno en su lugar, y en su defecto, ciertos ciudadanos están dispuestos a darles un pequeña y divertida lección., en este caso, se la da un programa de televisión brasileño

Si os gustaron las reacciones de los malos conductores cuando descubrieron su coche pintado con spray por haber ocupado dos plazas de aparcamiento, no podréis olvidar esta divertidas y vistosa broma de escarmiento para un conductor que ha aparcado en una plaza de minusválidos.
video

http://lavozdelmuro.net/estaciona-en-una-zona-de-minusvalidos-y-un-grupo-de-jovenes-le-da-una-leccion-que-no-olvidara/#

¡Conozco esa mirada!


Asi ven las personas con dislexia


Perro Guía de Playa


viernes, 26 de junio de 2015

Bateria sin brazos ¡Flipa!

video
https://www.youtube.com/watch?v=iIPjeOBiR7I

#Discafobia: ¡SI HACES OBRAS PUEDES PASARTE TODO POR LOS WEBS!

Para conducir hay que respetar unas normas, convivir, también,  para cualquier actividad de la vida diaria es necesario el respeto  y un mínimo de civismo, en un momento u otro todos tenemos que ceder de alguna manera para no violentar la convivencia ¡PERO SI HACES OBRAS PUEDES PASARTE TODO POR LOS WEBS!

Una calle con las dos aceras en obras y sin la mas mínima medida de seguridad ni alternativa posible al paso, hay que pasar sorteando los coches y en una zona de entrada al polideportivo con lo que eso conlleva, niños por mitad de la carretera y abuelos esquivando coches (Eso lo he visto yo) El único tramo despejado  en ese itinerario lo ocupa de forma déspota un camión de los trabajadores, la excavadora mientras se toman el bocadillo . Ante una contingencia ¿Quien se hará responsable? Mi opinión es que es responsable el jefe de obra, la policía al no amonestar esta falta de previsión, quien contrata a esos individuos y la administración local por no velar por la integridad de sus ciudadanos u obligar a que se cumpla las normativas de seguridad

 A algunxs  no les duele porque no son sus hijos, familiares con poca movilidad  o abuelos ¡Que mas da lo que pase a los demás! ¿¡Eso sí, con el impuesto que también pagamos para sufrir "Discafobia"




Vicisitudes de la Diversidad


El perro Guía de Murphy


Abrir las puertas de la inclusión

Hace muchos años fui a la biblioteca de mi facultad y me di cuenta entonces de que no podía acceder a la zona del depósito. No podía entrar, por unos escalones allí situados, al área de los ordenadores de consulta ni a pedir que me sacaran un libro. En seguida me tranquilizaron diciéndome que en breve ese problema dejaría de existir porque estaba construyéndose una nueva biblioteca que albergaría los numerosos volúmenes que hasta entonces permanecían ocultos al gran público. Al cabo del tiempo, acudí al edificio y, en efecto, la nueva instalación alojaba los volúmenes deseados. Lo malo para mí, que voy en silla de ruedas era que en la entrada había un socavón lo suficientemente ancho (un palmo y medio aproximadamente) como para no dejarme acceder al lugar (un sumidero de agua, creo que llamaban al boquete). Tal y como le expliqué al director de la biblioteca y al decano de la facultad, era como si se hubiera construido una casa y al constructor se le hubieran olvidado ponerle puertas a la vivienda.

El fallo en la construcción era tan obvio y de tan fácil arreglo que la siguiente vez que fui al lugar ya se habían colocado las suficientes pasarelas de dos palmos de longitud para que cualquier persona, independientemente de su modo de trasladarse pudiera acceder al edificio. Entre los dos viajes a la universidad, había concebido el concepto sencillo de que “las casas sin puertas” sirven para excluir a mucha gente y muchas veces es tan fácil como difícil hacer las cosas bien como hacerlas mal.

Esa idea de ver gran parte de nuestro entorno como casas sin puertas, que se extiende en muchos casos a tiendas sin puertas, hoteles sin puertas, bancos sin puertas, restaurantes sin puertas, y un sinfín de elementos sin puertas se me antojó un modo bastante simple de ver y abordar el asunto de la accesibilidad a un entorno que para muchos resulta hostil. Esta forma de entender las cosas es sin duda simple y en muchos casos simplista. En este punto, sin embargo, mi cabeza no da para mucho más.

Puede que tener que enfrentarse a situaciones más complejas sea la razón por la que la sociedad está dejando relegadas a un segundo plano a muchas personas por su funcionamiento. Para mí está claro, hay muchos individuos que queremos participar en este juego de la vida social pero que nos estamos quedando rezagados porque o bien la sociedad no está lo suficientemente sensibilizada, o bien porque las autoridades nos están vejando al no cumplir su cometido: hacer respetar nuestros derechos, llevar a cabo acciones positivas, o evitar nuestra discriminación. Son solo unos ejemplos.

Todos formamos parte del mismo equipo. Sin embargo hay personas que piensan que ese “todos” no incluye a las personas discriminadas por nuestro funcionamiento. Con esto no estoy afirmando que nadie sea imprescindible sino que todos somos necesarios. Sin embargo, por el camino que llevamos difícilmente ganaremos la partida.

Es indudable que para alcanzar la plena igualdad social y de derechos llevamos mucho retraso en diferentes ámbitos. Ese retraso lo tenemos que solucionar con imaginación y soluciones creíbles. Sería fácil por mi parte mantener que el cumplimiento de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad lo arreglaría todo. Sin embargo, eso suena a Poncio Pilatos y a lavatorio de manos. Claro que las soluciones pasan por la Convención, pero hay que empezar por abrir puertas cerradas hasta ahora en tres ámbitos: la asistencia personal, la eliminación de las barreras, y la educación inclusiva. Si alguien me pregunta si llevar a cabo estas medidas supone un trabajo de titanes, mi respuesta necesariamente es que sí, que hay tarea para rato, para multitud de ratos.
  
Autor: César Giménez Sánchez

 http://www.derechoshumanosya.org/node/1312

jueves, 25 de junio de 2015

Cubren de Post it coche incivico en Plaza PMR

video
video
http://www.huffingtonpost.es/2015/06/25/broma-parking-minusvalidos_n_7662674.html?utm_hp_ref=spain

Dramas DIARIOS

A esta madre de 4 hijos la robaron y dispararon dejándola paralizada desde el pecho hacia abajo. Por diversas razones ella sigue siendo rechazada por los propietarios de su vivienda y sólo se las arregló para conseguir este apartamento del tercer piso, que es un reto diario
 Afortunadamente, ella puede contar con sus hijos para ayudar.
 Sus hijos se turnan para llevar a su subir y bajar las escaleras mientras su hija se hace cargo de la silla de ruedas.
 Ella está en una lista de espera para conseguir un apartamento con acceso para discapacitados desde 2011.







No tener humor es como no tener piernas


Rademenesa


miércoles, 24 de junio de 2015

domingo, 21 de junio de 2015

Versión en castellano del documental "Polio, crónica de una negligencia"

Entre 1956 y 1963, más de 15.000 personas contrajeron la polio en España. Unas 2.000 murieron, y el resto tuvieron graves secuelas, que les han afectado toda la vida. Todas estas víctimas se podían haber evitado, porqué ya había una vacuna eficaz contra la polio. Pero las autoridades franquistas no hicieron ninguna campaña de vacunación masiva y gratuita, solo las personas más próximas(...)

Podeis ver el vídeo en elsiguiente enlace:
 http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/programa/Version-en-castellano-del-documental-Polio-cronica-de-una-negligencia/video/4900033/

Sube sin la silla !!!